orgullosa por siempre

PALOMO PALOMINO EN ESPAÑA

El diez por ciento de los peruanos vive en el exterior. A algunos, los llevó el Señor de los Milagros. Sarita Colonia ayudó a otros a entrar

Por Eduardo González Viaña

Publicado: 2022-06-02

El taxista me preguntó:

-¿A cuántas cuadras de la plaza de la Cibeles está?

Dijo “cuadras” y yo adiviné que era peruano. Dejé de leer mi celular y miré hacia los mandos del chofer. Junto al velocímetro había una rosada imagen de Sarita Colonia, la jovencita a quien los peruanos más pobres han declarado santa desde hará cien años.

–. Usted tiene que ser peruano. -dije y lo saludé.

Le pedí que detuviera el carro y dejara correr el taxímetro. Entonces, me contó que efectivamente era peruano, de Huaraz, y que había salido hacía 30 años a recorrer el mundo.

En realidad, no ¨salió”. Lo “salieron”. Fueron sus padres quienes se lo llevaron cuando todavía era adolescente. Los Palomino entraron a los Estados Unidos con dos hijos, y un enorme cuadro del Señor de los Milagros, envuelto junto a las cuatro maletas.

- Nos ayudó mucho, ¿sabe usted? Mi padre llegó a emplearse en un restaurante de Paterson, New Jersey. Durante el día, era cevichería y, por la noche, chifa.

Sin embargo, cuando terminó secundaria, el joven Palomo Palomino alzó sus alas. En Estados Unidos resultaba muy caro entrar en una universidad. Por eso, viajó a España y, esta vez, quien lo ayudó fue a entrar fue Sarita Colonia.

Estudió gratuitamente, pero al egresar lo agarró la crisis laboral que durante décadas se ha cernido sobre los jóvenes de este país. Por fin, logró convertirse en un taxista. Aparentemente, le va muy bien y tiene tiempo incluso para charlar con un escritor preguntón como yo.

Soy agregado cultural del Perú, y eso me impulsa a conocer la realidad de mis paisanos. Por eso, hemos convocado a un concurso de testimonios. Los inmigrantes deben contar historias como la del taxista o las que les hayan acontecido a su llegada a este país.

Para participar, se debe escribir un mínimo de 5 y máximo de 15 páginas sobre su peripecia española. El primer premio es de 3 mil euros, el segundo es una tablet y el tercero una colección de libros. Todos han sido donados. Además, todos los textos serán incluidos en un libro,

Las bases se encuentran en las páginas web de la embajada. Este concurso hará que nuestros compatriotas sientan y sepan que sus vidas y sus problemas son importantes, y que la patria quiere escucharlos.

El diez por ciento de los peruanos vive en el exterior. A algunos, los llevó el Señor de los Milagros. Sarita Colonia ayudó a otros a entrar. Confieso que yo, probablemente, vine siguiendo los pasos de un intrépido caballero de La Mancha.

Cuando estábamos terminando de conversar, Palomo puso en los parlantes: “Todos vuelven a la tierra en que nacieron, al embrujo incomparable de su sol…”. Quizás millones de palominos estaban escuchando esa canción.

PARA PARTICIPAR EN EL CONCURSO

1) Redacta un texto que puede tener como mínimo 5 páginas y como máximo, 15. 2) Envía ese texto por email a testimoniosdelperu@gmail.com. Ponte un seudónimo. En una hoja separada dices a quién pertenece ese seudónimo. Es decir, tu nombre, dirección y teléfono. 3) Envíalo ahora o cuanto antes. Tienes como máximo plazo el primero de julio a las 6 pm.4) El primer premio es 3 mil euros. El segundo, una Tablet. El tercero, una colección de libros. Además, todos los textos serán publicados en un libro.


Escrito por

EDUARDO GONZALEZ- VIANA

Novelista, periodista y profesor universitario en Estados Unidos, Eduardo González Viaña publica cada semana la columna “Correo de Salem” que aparece en diarios de España y de las Américas. Inmigración, cultura y análisis político son sus tópicos más frecuente


Publicado en

El correo de Salem

Un blog de Eduardo González Viaña