consume cannabis

NO ESTAMOS SOLOS

Publicado: 2021-02-11


Por Eduardo González Viaña

NO ESTAMOS SOLOS

Me desperté a las 3 de la mañana solo y asustado, y atisbé la ventana que da a una avenida por donde nadie transitaba ni a esa hora ni en ningún momento de hoy o de mañana.

Poco a poco, me di cuenta de que esa avenida corría por un país y un planeta donde todos llevaban máscara y casi todos tenían la impresión de que así iba a ser para siempre y de que estábamos irremisiblemente solos para siempre.

Prendí la luz y, media hora más tarde, seguían siendo las 3 de la mañana de un día eterno. De todas formas, tuve la valentía de escribir en el WhatsApp de algunos amigos: No estás sola, no estás solo. No estamos solos.

No se me ocurrieron razones para añadir a esa frase. Podía haber escrito que ya había sido inventada la vacuna y que pronto llegaría hasta nosotros, pero no lo dije.

Recordé que menos de un siglo atrás, en Londres, había millones de personas despiertas a esa y otras horas mientras esperaban las bombas incendiarias que los aviones alemanes lanzaban sobre sus casas.

En ese mismo tiempo y a esa misma hora eterna, en París y en toda la Europa, la gente aguardaba los golpes a la puerta dados por la Gestapo debido a que un vecino había denunciado que en esa casa vivían judíos, comunistas, gitanos, españoles u homosexuales.

Y sin embargo, todo eso pasó, y la mañana y el sol regresaron para todos como ha ocurrido en los millones de años que tiene nuestra especie en este planeta y sobrevivió, por encima de las grandes bestias, la hambruna, las pestes y las guerras, así como la pobreza, la injusticia social, el egoísmo y la perversidad de algunos. Y todo porque el hombre es un ser comunitario.

Seguían siendo las 3, y recordé los salmos que nos aseguran que” el Señor es mi pastor, y nada faltará. O “No temerás el terror nocturno, Ni saeta que vuele de día, Ni pestilencia que ande en oscuridad, Ni mortandad que en medio del día destruya…”

Por fin, recordé al Buda: “Cuando algo malo te sucede tienes tres opciones: dejar que te marque, dejar que te destruya, o dejar que te fortalezca.” El miedo no es una opción aceptable.

Tal vez sigan siendo las 3 de la mañana, o más. El sol ya ha salido, y escribo feliz para hacerte recordar que no estás sola, no estás solo, no estamos solos.


Escrito por

EDUARDO GONZALEZ- VIANA

Novelista, periodista y profesor universitario en Estados Unidos, Eduardo González Viaña publica cada semana la columna “Correo de Salem” que aparece en diarios de España y de las Américas. Inmigración, cultura y análisis político son sus tópicos más frecuente


Publicado en

El correo de Salem

Un blog de Eduardo González Viaña