pie izquierdo

UN CUY NEGRO Y EL SUSTO

Cuando todo comience de nuevo, la vida será diferente porque la desdicha universal nos habrá mostrado la perversidad de la sociedad en la que vivíamos. Habrá puesto en evidencia que la privatización del seguro social y los servicios públicos de salud era una medida criminal y desalmada.

Por Eduardo González Viaña

Publicado: 2020-04-29


-Usted lo que tiene es susto. Para curarlo, consígase un cuy negro y se lo pasa por el cuerpo.

Se lo escuché al “Tuno”, el chamán trujillano que fue personaje de uno de mis libros. Y acabo de oírselo también al psiquiatra José Luis Li Ning al hablar sobre los espantos de estos días.

EN EFECTO, LA CRISIS ACTUAL TIENE UN COMPONENTE DE ANSIEDAD, DEPRESIÓN Y MIEDO QUE TIENDE A HACERSE TAN GRANDE COMO LA PROPIA ENFERMEDAD Y ES IGUAL DE PELIGROSO PORQUE EL PÁNICO PUEDE DEBILITAR NUESTRAS DEFENSAS Y ARREBATARNOS EL CORAJE DE VIVIR.

No hay razón para el terror porque, según estudios internacionales, el ser humano está derrotando a la pandemia, y nuestro país no está precisamente a la cola. Todo indica que tenemos que vencer, y venceremos.

El aislamiento está dando resultados. Y sin embargo algunos medios imprudentes y políticos despechados denuestan contra la cuarentena y y la califican de “medida dictatorial. O peor aún, protestan contra el blue jean del presidente. Esas actitudes y voces son despreciables y ridículas.

Por eso, propongo, demando y exijo a nuestros supuestos políticos y comunicadores, en la prensa o en las redes, que se moderen y que el afán de protagonismo no los haga olvidar su responsabilidad ni los convierta en contagiosos y malditos mensajeros del terror.

¿No ayudaría más narrar la historia personal de nuestros héroes, los médicos, las enfermeras, los policías, los soldados, que se arriesgan por nosotros?

¿No sería mejor informar acerca de los países donde la enfermedad ha cesado o aquellos donde la cuarentena da resultados y comienzan a levantarse las restricciones?

¿No sería más importante dar el número de los pacientes que fueron dados de alta y descubrir que es una cifra abismalmente superior a la de los otros?

Ayuda también pensar cómo serán después de esto la patria y el mundo Mi amigo Nelson Coronel dice que esto es un “pachakuti” y lo es. En las creencias andinas, un “pachakuti” es una vuelta del mundo para volver a comenzar y hacerlo mejor.

Cuando todo comience de nuevo, la vida será diferente porque la desdicha universal nos habrá mostrado la perversidad de la sociedad en la que vivíamos. Habrá puesto en evidencia que la privatización del seguro social y los servicios públicos de salud era una medida criminal y desalmada.

Primará mañana la lógica de la cristiana solidaridad que hoy algunos “liberales” desprecian, condenan y llaman “comunista y populista”. Los servicios de salud serán universales y, por fin, la más justa distribución de la riqueza -y no las armas- será el verdadero pilar de la seguridad nacional.

Ahora, durante la cuarentena, podemos vencer al miedo sabiendo que esto pasará…!Venceremos!... y no será necesario sobarnos con un cuy negro.


Escrito por

EDUARDO GONZALEZ- VIANA

Novelista, periodista y profesor universitario en Estados Unidos, Eduardo González Viaña publica cada semana la columna “Correo de Salem” que aparece en diarios de España y de las Américas. Inmigración, cultura y análisis político son sus tópicos más frecuente


Publicado en

El correo de Salem

Un blog de Eduardo González Viaña