el momento del ego

El amor de la señora K me va a matar

La ya desfalleciente “ley mordaza”, la destrucción de la memoria histórica, la misoginia, el fundamentalismo anticristiano y la llamada “ley de la muerte civil” son el anticonstitucional y bárbaro engendro del actual Congreso. Por esta última, se echa de sus puestos a personas que ya penaron décadas de cárcel y pagaron la reparación civil que se les impuso. Reducidos a la indigencia, se les impide ahora trabajar para sostener a sus familias. ¿Y todo para qué? …Para que la gente olvide que los verdaderos terroristas están en el Congreso

Por Eduardo Gonzalez Viaña

Publicado: 2018-10-28


“Me voy pa’ La Habana y no vuelvo más./ El amor de Carmela me va a matar…” cantaba Nelson Pinedo en “El barranquillero”. Ahora, en Lima, muchos han comenzado a pensar que el amor de la señora K también está a punto de matarnos.

Escribo esto cuando todavía no ha terminado la audiencia de prisión preventiva contra Keiko Fujimori. Sin embargo, para la mayoría de los peruanos ya está claro 1) que la lideresa del fujimorismo es culpable de los delitos que se le imputan, 2) que dirigía una banda criminal, 3) que es una solemne mentirosa y 4) que su eventual libertad pondría en riesgo tanto la investigación como la seguridad y la vida de los testigos que trata de acallar así como las del fiscal y el juez a quienes todo el tiempo trata de amedrentar.

Sin embargo, de repente, la señora K derrama un mensaje de amor y exhorta al presidente Vizcarra y a las fuerzas políticas a diseñar una agenda de “reencuentro nacional que termine con la confrontación política”. El perdón y olvido de sus delitos está sobreentendido en el llamado de la voluminosa paloma de la paz.

RECONCILIARNOS CON LA BANDA: El pueblo no está comprendido en este llamado sino tan sólo las fuerzas políticas del Congreso. Tampoco, lo están las leyes ni el orden constitucional porque la señora K reclama que esa componenda de congreso y ejecutivo aplaste el libre funcionamiento del poder judicial y la libere de sus juicios.

Más le valdría rogarle a Sarita Colonia que a Vizcarra porque en un país civilizado y democrático el presidente no puede tener injerencia en las decisiones de un juez..

Pero la señora K sabe lo que hace. Reclama reconciliación y olvido en un país cuya principal debilidad es justamente olvidar muy pronto.

Sus seguidores aúllan contra el terrorismo y son, al mismo tiempo, apologistas del terrorista ( padre de esta señora) que administraba los espantos del Grupo Colina, dirigía la política de terrorismo de Estado que causó miles de muertos al país y aplicaba el compulsivo control natal que dejó vacíos los vientres de cientos de miles de peruanas pobres.

LA BANDA QUE GOBIERNA EL CONGRESO impone condiciones al Ejecutivo y trata de sojuzgar a los jueces. Como se sabe, el prófugo Dr. Hinostroza iba a ser el presidente de la Corte Suprema.

La ya desfalleciente “ley mordaza”, la destrucción de la memoria histórica, la misoginia, el fundamentalismo anticristiano y la llamada “ley de la muerte civil” son el anticonstitucional y bárbaro engendro del actual Congreso.

Por esta última, se echa de sus puestos a personas que ya penaron décadas de cárcel y pagaron la reparación civil que se les impuso. Reducidos a la indigencia, se les impide ahora trabajar para sostener a sus familias. ¿Y todo para qué? …Para que la gente olvide que los verdaderos terroristas están en el Congreso

En una democracia de bajo nivel como la nuestra, manda el que ruge, y eso es lo que hacen los usurpadores del Congreso. Para que no se advierta su naturaleza, están construyendo en el Perú una sociedad perversa y, en las barriadas de los más pobres, están movilizando una muchedumbre dispuesta a aceptar los “tapers” y las camionadas de comida como la única forma de inclusión social.

Si los fujimoristas tienen tanto poder ahora que solamente detentan la mayoría del Congreso, pensemos en lo que harían si la señora K estuviera en palacio de gobierno.

Con la impunidad y la componenda, los peruanos no vamos nunca a alcanzar la paz. A lo más, eso nos hará cerrar los ojos y amar a ciegas…y el amor de la señora K nos va a matar.


Escrito por

EDUARDO GONZALEZ- VIANA

Novelista, periodista y profesor universitario en Estados Unidos, Eduardo González Viaña publica cada semana la columna “Correo de Salem” que aparece en diarios de España y de las Américas. Inmigración, cultura y análisis político son sus tópicos más frecuente


Publicado en

El correo de Salem

Un blog de Eduardo González Viaña